¿Qué interface de audio necesito como productor?

La interface de audio es uno de los primeros dispositivos que debe comprar un productor, da igual si es un homestudio o un estudio totalmente profesional, la importancia de la interface de audio es tal, que lo normal es que a partir de ella se construya cualquier estudio de calidad.

En los estudios actuales donde la mayoría del sonido procede de un ordenador, poseer una buena interface de audio con unos convertidores A/D (analógido / digital) de cierta calidad hará que nuestro sonido sea realmente bueno y que todo lo que escuchemos tenga una definición como mínimo aceptable.

La calidad de sonido en la interface de audio

La calidad de sonido en la interface de audio viene marcada por la capacidad para reproducir y grabar sonidos, lo más habitual es que tengan como mínimo 96 KHz y 24 bits, que es más que suficiente para cubrir las necesidades de la mayoría de los productores.

Entradas y salidas

Las entradas y salidas que incorpore la interface de audio determinará en buena medida su precio final, obviamente al aumentar el número de entradas y salidas también aumentará su precio.

En este punto, lo mejor es comprar realmente el interface que necesito. Por ejemplo, si tengo un estudio donde grabo a músicos en directo, lo lógico sería comprar una tarjeta de sonido con suficientes entradas para conectar los instrumentos típicos de un banda: guitarra, bajo, teclados, etc.

En cambio, si eres un productor de música electrónica a no ser que grabes con músicos de directo, la cantidad de entradas y salidas que necesita tu interface no tiene que ser alta. Lo normal es que mediante software tú mismo generes el sonido que desees y ahí el papel de la interface es simplemente reproducir todo lo que provenga del ordenador.

presonus-audiobox-1818

 

¿Firewire o Thunderbolt?

En la actualidad la mayoría de los interfaces de audio son compatibles con la conexión Thunderbolt, que es la que por ejemplo implementa por defecto Apple en todos sus ordenadores.

Este tipo de conexión tiene capacidad para ofrecer un gran ancho de banda, hasta 20 gigabits por segundo. Lo que la hace ideal para trabajar con complejas producciones de audio que se caracterizan por utilizar muchos canales, con lo cual la velocidad en la transmisión de datos se hace crucial para que todo se desarrolle como es debido.

Sin embargo, si posees un PC de los antiguos e incluso muchos modelos nuevos, deberás decidirte por la conexión Firewire. Mucho más limitada en cuanto a ancho de banda pero más que suficiente para la mayoría de los productores.

Incluso algunos modelos, como el recientemente presentado Focusrite Saffire Pro 26, combinan las dos conexiones para suplir las necesidades de ambos tipos de productores y así tener la total certeza que el interface va a ser siempre compatible con cualquier ordenador.

thunderbolt

El tamaño

Actualmente existen en el mercado todo tipo de soluciones a medidas, tanto para productores móviles como grandes estudios donde el espacio es casi ilimitado.

Los productores móviles disponen por ejemplo de las interfaces de la marca Apogee, muy populares por su alta calidad y su pequeño tamaño, lo que la hacen ideales para tenerlas continuamente de viaje. Un clásico es el modelo Apogee One, que no es raro encontrar entre las maletas de algunos de los mejores DJs y productores del mundo.

En el otro extremo, se encuentran las interface de audio de fabricantes como Presonus, que suelen ocupar algunos de los múltiples racks que componen un estudio profesional y cuya función como ya explicábamos antes es básicamente dar cabida a los numerosos instrumentos que suelen grabar en este tipo de estudios.

apogee one

Precios

En este como en cualquier otro producto, el precio determina buena parte de nuestra intención en la compra. Afortunadamente las posibilidades son tantas que es prácticamente imposible que no encuentres un interface que no se adapte a tu bolsillo.

Aunque en este apartado hay una marca que destaca sobre las demás por su increíble relación calidad-precio y esta no esta otra que la británica Focusrite, sus ya míticas gamas Saffire o Scarlett han hecho que sea un clásico en los estudios de medio mundo.

Este hecho ha provocado que prácticamente la totalidad de los fabricantes tengan dispositivos para cualquier presupuesto, haciendo un esfuerzo verdaderamente descomunal por ofrecer productos de calidad a un precio imbatible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *