Press "Enter" to skip to content

Behringer TD-3: Vuelve el ácido

La nueva Behringer TD-3 es lo que llevas pidiendo años: un monosinte de bajos que te hará rememorar el sonido que hizo temblar las pistas de baile en los 90.

Y es que la Roland TB-303 es parte imprescindible de la música de baile de finales del siglo XX. Desde Phuture, Hardfloor, Josh Wink, a Alexander Robotnick, Fatboy Slim, o Mantronix, es un aparato que no faltaba en ningún estudio de música de baile.

Hemos visto varios intentos de clonar la 303, tanto hardware como software, con diferente fortuna. Y Behringer, a falta de ponerle las manos encima, parece haber acertado de pleno. Respetando la circuitería analógica del original, han hecho una TB a una tercera parte del precio de lo que costaba en 1982. Y a la décima parte de lo que se venden de segunda mano.

Características principales

  • Increíble sintetizador de línea de bajo con un verdadero circuito analógico para sonidos graves y groove.
  • Reproducción auténtica de circuitos originales de la Roland TB-303 con transistores seleccionados.
  • Ruta de señal analógica pura basada en los legendarios diseños VCO, VCF y VCA
  • VCO de forma de onda de diente de sierra y cuadrada con circuitos de conformación de onda de transistores
  • Increíble filtro resonante paso bajo de 4 polos con controles de corte, resonancia, envolvente, caida y acento
  • Secuenciador de 16 pasos fácil de usar con 7 pistas, cada una con 250 patrones de usuario
  • Arpegiador con muchos patrones para obtener excelentes efectos de sonido.
  • Circuitos de distorsión modelados a partir del pedal DS-1 para añadir caracter a sus sonidos y afilarlos
  • Poly Chain de 16 voces que permite combinar múltiples sintetizadores para una polifonía de hasta 16 voces
  • 11 controles y 28 interruptores para brindarte acceso directo y en tiempo real a todos los parámetros importantes
  • Implementación MIDI y USB con canal MIDI y selección de prioridad de voz
  • Diseñado y fabricado en Italia.

Esto es lo que dice Behringer. Así, sobre el papel, puede ser otro refrito más, pero nada más lejos lo que de verdad me ha hecho alucinar es el sonidazo que saca. En el vídeo oficial se puede escuchar, acompañada de la RD-8, y contando con que estará procesada, es una copia muy buena. Añadiendo además una sección de distorsión que emula el Boss DS-1, que nunca está de más para el auténtico sonido acid.

Ya ves que, por sonido, cuesta bastante más de los 149€ a los que va a salir. Por supuesto, incluye los puertos CV/Gate en minijack. Pero, además, cuenta con entrada y salida MIDI y MIDI por USB, para que sea lo más sencillo posible integrarla en nuestro setup.

Acabados

Estará disponible en color plata (Silver), azul (Blue) y rojo (Red).

Behringer TD-3-SR Behringer TD-3-BU Behringer TD-3-RD

Y, por si no recuerdas aquellos sonidos ácidos de los que hablamos, te dejamos una lista de reproducción con varios éxitos que contaban con la 303, cortesía de Fact Magazine.

 

Visto en Behringer.