Primeras impresiones del nuevo Traktor Kontrol S8

Native Instruments publicó hace algunos días su nuevo controlador estrella para DJ, el Traktor Kontrol S8, ya os habíamos adelantado en primicia algunas de sus características en este post.

Sin embargo como era de esperar, la empresa germana se reservó algunas características que han sido desveladas ahora de manera oficial. Es por ello que consideramos oportuno realizar un post con las primeras impresiones del nuevo Traktor Kontrol S8 para conocer un poco mejor el producto.

Hola pantallas, adiós jog wheels

Estas son sin duda las novedades más destacadas del Traktor Kontrol S8, unas inesperadas pantallas que dominan claramente la parte superior del dispositivo y la desaparición por completo de los jog wheels y los faders de pitch que es lo que más ha disgustado a los fans de la marca.

Para muchos, este movimiento de Native Instruments no hace otra cosa sino potenciar más aún el DJ de directo que juega con pads, loops, samplers y una infinidad de recursos que tienen en común la utilización imprescindible del Sync para que todo suene correctamente.

Lo que está claro es que las diferencias entre Native Instruments y Pioneer cada vez son más pronunciadas y si el fabricante sigue esta línea marcada por el Kontrol S8, podríamos ver claramente que NI se enfocaría al nuevo DJ con dotes de productor y Pioneer al DJ de toda la vida que necesita o prefiere el jog wheel para hacer bien su trabajo.

NI_Traktor_Kontrol_S8_Topview

Funciona como mixer externo y encima es DVS

La otra gran novedad del Traktor Kontrol S8 es que ahora funciona como un mixer externo, con lo cual es el primer dispositivo de la compañía que cumple esta ansiada función que ya los primeros usuarios del Traktor Kontrol S4 demandaban.

Esto en la práctica significa que puedes contectar al S8 cualquier fuente de sonido analógica, o sea CDJs y platos, y prescindir del portátil siempre que quieras.

Si a eso le añadimos que soporta DVS, tenemos un dispositivo muy completo que se adapta a cualquier estilo de pinchar. Con lo cual el Kontrol S8 ya no es sólo un controlador para directos sino que puede ser utilizado por DJs de Hip Hop, de Club e incluso de la vieja escuela si quieres conectarle un plato y empezar a recordar viejos tiempos.

NI_Traktor_Kontrol_S8_Makro_01

Diseño

El Traktor Kontrol S8 «huele» a Traktor Kontrol X1 MK2 y Traktor Kontrol F1 por todos lados, son inevitables las comparaciones pero en este caso son más que justificadas.

Con poco que te fijes te darás cuenta que realmente el S8 es un Kontrol F1 en cada deck mezclado con toques del Kontrol X1 MK2 como son la tira táctil y los knobs en los efectos o el mixer.

En este apartado, Native Instruments ha jugado sobre seguro y no ha querido romper con un aspecto que le ha llevado años obtener y que identifica claramente a la marca de un primer vistazo.

NI_Traktor_Kontrol_S8_Makro_04Conexiones

Este es un punto en el que la mayoría ha pasado de largo pero que en nuestra opinión ha mejorado mucho. De hecho parece que NI ha hecho caso a los usuarios y ha dotado al S8 de todo tipo de conexiones que lo hacen ser un auténtico todo terreno en distintas situaciones.

Resumiendo, ahora trae dos entradas para micrófonos en vez de una como el Traktor Kontrol S4 (una de ellas cannon y otra jack de 1/4). Por fin trae salida Booth para conectar dos monitores y tener el control sobre el volumen de los mismos y encima ahora trae dos salidas para el Master, la tradicional RCA y la muy demandada XLR que es la más utilizada en ambientes profesionales y que siempre se ha echado de menos en un producto de esta calidad.

NI_Traktor_Kontrol_S8_Panel_Rear

Conclusiones

En Madrid Hifi creemos que el Traktor Kontrol S8 puede suponer un antes y un después dentro de la línea de controladores de Native Instruments, el único inconveniente para muchos es que no tiene jog wheels, pero dada la utilización masiva que se le está dando al Sync y las ansias de muchos DJs por ofrecer una propuesta diferenciadora que los distinga de su competencia y así puedan cerrar más bolos, está claro que este controlador se va a vender.

El único hándicap importante puede ser su precio, 1.199 euros, que lo hace ser el controlador más caro en la historia de Native Instruments pero que si tenemos en cuenta el hecho de que cuenta con pantallas y que funciona como mixer independiente, podríamos decir que su precio está justificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *